Sobreviviendo al matadero.



Todos queremos ser estrellas de nuestro propio espectáculo. En un mundo en el que el sufrimiento se convierte en la piedra angular de la existencia la única escapatoria es ingeniarse una estrategia para hacer menos agobiante la pesada carga del día a día, también de los recuerdos, estos pesan en la mente y en el alma, sobre todo cuando son imágenes de la ignominia, de la desgracia o simplemente del tedio. Todos merecemos alguna vez, en algún momento, ser la atracción principal de un zoológico tralfamadoreano, la calidez y comodidad de un habitáculo en el que no debemos preocuparnos por nada y aunque encerrados, podemos aprender que los seres humanos solo somos un tipo de vida en la inmensidad del cosmos.

 
 


Cuando Billy Pilgrim se enfrentaba a la guerra todavía era un muchacho, quien aparentemente nunca maduró y, sin embargo, termino por pensar que nunca se es demasiado maduro para afrontar los vejámenes de una guerra, nunca se es demasiado duro para digerir los motivos por los cuales un ser humano cree que tiene que acabar con la vida de un semejante. Billy es un peregrino en la tierra, en el espacio y en el tiempo y Kurt Vonnegut se encargó de darle voz a su propia catarsis a través de él en su novela Matadero cinco. A Billy lo salvó un matadero en la guerra y de allí en adelante sería él mismo quien intentaría salvarse usando su delirio, su aparente desvarío se convirtió en su refugio postraumático.

 
 
 


Un tipo de malas este Billy. Tiene una vida aburrida en Illum, Nueva York, donde es un exitoso optómetra con una familia de lo más normal; salta regularmente en el tiempo siendo testigo de los eventos que marcaron sus días, incluso su propia muerte, y de vez en cuando es abducido por los tralfamadorianos. Cuando había apenas alcanzado la adultez fue enlistado en las filas norteamericanas para enfrentar las tropas alemanas durante la segunda guerra mundial, es un ser endeble y de personalidad insipiente, es capturado y convertido en prisionero de guerra y en el pelotón, como en cautiverio, sus compañeros lo ven como un pelmazo. Regresa a Estados Unidos a vivir una vida aburridora y después de un largo tiempo, cuando esta marcha aparentemente por buen camino, sufre la pérdida de su esposa en un accidente aéreo. Su salvación, las novelitas de ficción de un tal Kilgore Trout y su propio trauma.

 
 


Los demonios de Billy solo pueden ser exorcizados cuando aparece en Tralfamadore donde es confinado a vivir en una especie de zoológico y en donde los habitantes del planeta se deleitan de las costumbres de este extraño ser quien debe convivir con Montana Wildhack. Es lógico que para que el espectáculo sea completo deben presentarse todos los recovecos en la vida de los terrícolas y Billy es feliz en estos interregnos porque en la tierra no hubiera podido pensar en existencia más placentera, incluyendo el hecho de que su compañera de jaula fuese una afamada actriz porno.

 
 
 


Con un humor negro arrasador y caricaturizando la existencia de los humanos a través de sus personajes Vonnegut hace evidente su encono por todo aquello que la guerra y el infortunio que esta ocasiona pueden generar. Billy, un paciente psiquiátrico internado en varias ocasiones encuentra en su desvarío la forma de liberarse de sus demonios internos pero, sobre todo, de uno de ellos, desde donde encuentro lo paradójico de la historia, su experiencia en Dresde. Billy, al igual que Vonnegut, tuvo que vivir este pavoroso e infame incidente en la historia de la humanidad y fue, precisamente, al ser confinado como prisionero de guerra en las instalaciones de un matadero como pudo sobrevivir al cruento ataque provocado por los aliados.


Mientras que la campaña de los aliados por alcanzar la rendición de Alemania continuaba, en febrero de 1945, y cuando todo indicaba que no había forma de que el ejercito de Hitler hiciera frente, ya que estaba prácticamente devastado, la fuerza aérea norteamericana y británica iniciaron un bombardeo sobre esta ciudad que no representaba riesgo alguno bélicamente porque no era asentamiento de bases militares, lo único que tenía era una flotilla de aviones parqueados y sin combustible. Dresde, la “Florencia de Elba”, no había recibido el impacto de la guerra y siempre había sido un bastión cultural; fue esta la ciudad que acogió un sinnúmero de refugiados que huían de las atrocidades de la guerra y que por una decisión de los altos mandos aliados debía ser arrasada ya que nada desmoralizaría más al enemigo que un ataque despiadado sobre la población civil. Billy sobrevivió el bombardeo que tuvo lugar entre el 13 y 15 de febrero de 1945, pero tuvo que salir de su escondite con los demás soldados del ejército aliado a ayudar a remover los escombros y la huella asesina que habían dejado sus compañeros de batalla, esta tarea duró alrededor de dos semanas. Cuando el accionar irracional del ser humano acarrea las peores desgracias resulta confortable el dulce refugio de la locura, para salvarse, para anestesiarse, para poder seguir viviendo, para lograr evadir el tormento de las infamias perpetradas por otros, los irracionales, porque el loco no se puede comparar desde ningún punto con quien pudiendo hacer uso de sus capacidades mentales actúa como si no las tuviera.

 


Kurt Vonnegut (1922-2007). Escritor norteamericano de narraciones cortas y novelas. Plasmó de forma constante sus inconformidades sobre ciertos fenómenos sociales en sus obras con dosis recurrentes de sátira y humor negro. Fue veterano de la segunda guerra mundial y prisionero de guerra, esta experiencia en particular le daría herramientas para exponer su posición con respecto de los alcances de la crueldad e irracionalidad humana. A los 80 años propició un intento de suicidio pero seguiría escribiendo durante cuatro años más. .



Imágenes tomadas sin fines comerciales de:
Libcom.org http//:alturl.com/mgyzf
Casadellibro.com http//:alturl.com/oczhn
Cultura colectiva.com http//:alturl.com/s6jty
Pinterest.com http//:alturl.com/t8z6s
Chrischiozzi.com http//:alturl.com/hofv3
Theculturecounter.com http//:alturl.com/ayxdk
Tallerparentesis.com http://alturl.com/w8kqr



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad