libros

ESPECIAL DÍAS TEMÁTICOS OJEA Y HOJEA
Del 22 de abril al 4 de mayo
Este primer especial de nuestra revista estará dedicado a los libros, la literatura y el idioma: Una mirada a las diversas artes desde las letras.
Nuestros cronistas desarrollarán un cubrimiento especial a la FILBO 2019 : ¡donde el invitado especial somos nosotros mismos !
¿Qué leemos? ¿Cómo nos transporta la literatura? ¿Cómo se relaciona el cine, las artes, la música y el teatro con las letras?
¡Prográmense desde ya, para leer cada día una crónica, reseña de eventos, escritores, libros, películas, música y literatura....
BIENVENIDOS Y BIENVENIDAS!

 

Persiguiendo a Amelie Nothomb, me encontré con Sophie Calle.

Del arte de la ficción, a la realidad de las letras.

 

Imagine, señora desprevenida y ociosa que lee esto, que está profundamente aburrida en su casa, su lugar de trabajo o su estudio. Necesita salir rápidamente a la calle, encontrar rápidamente una distracción o fórmula para salir de su tediosa vida. Se encuentra de repente en la entrada del establecimiento, mira hacia ambos lados, emprende un camino, no sabe qué hacer, hacia dónde va, cuál será su destino. Camino hacia la izquierda o hacia la derecha, -reflexiona rápidamente- hacia dónde me dirijo. De repente, observa a una mujer, le produce una inmensa necesidad de seguirla, de saber qué hace ella, para dónde va. Y entonces emprende su persecución, camina a su ritmo, sigue, la cadencia que marcan sus pasos, su tiempo y armonía. La mente se le pone en blanco por momentos, pero mantiene la intención de seguirla. De repente, la vida ya no es tan vacua y tediosa.



¿A qué se dedica esa mujer de paso fino, permanente y despreocupado? ¿Va hacia su casa o pretende encontrarse con su amante? ¿Es una afamada escritora como aquella que me encontré aquella vez en el metro de París? Parece percibirme, pero al mismo tiempo se imbuye en sus pensamientos; no se preocupa por llegar rápidamente, tal vez, no sabe –como yo- que ha perdido el rumbo.
Se imagina que esa mujer también ha decidido perseguir a alguien. Aquel que va más adelante. Se afana pues presiente perderlo de vista. O tal vez su novio, su madre o su próximo amante la ha contratado para seguirla; pues esa mujer es detective, y así poder redactar un informe detallado de sus actividades, que en el fondo son ninguna; o sí, sólo una: seguir personas desconocidas en la calle, sin rumbo fijo, frenar cuando paran, imaginar sus citas, sus pensamientos y su –tal vez- agitada vida.


 
 
 

Le parece, señora desprevenida, que esta historia ya está muy traída de los cabellos; que no tiene sentido seguir a una desconocida, que nunca se ha sentido aburrida, que su vida tiene al menos un ligero sentido. Sin embargo, la atrae el abismo: ¿Tiene algún sentido acechar a desconocidas? Puede ser, y entonces decide cerrar este computador que tiene en frente, en el cual estaba leyendo la historia de la persecución y se dirige a la estación más cercana, toma uno de esos buses grandes y rojos que destilan diésel, se baja en esa estación cuyo nombre olvida y se dirige hacia esa feria grande de libros, donde sólo se promociona lo último en publicaciones y se olvidan algunas fundamentales, porque ya nadie las leerá.
Luego de haber recorrido una gran parte de sus espacios y de haber hojeado libros inútilmente, pues mañana ya habrá olvidado sus letras; encuentra afortunadamente a su víctima: una mujer. Más interesante que la del relato, pero que se parece claramente a aquella. Tiene también un paso refinado y firme, armonioso. Es elegante, seguro, pero desprevenido. Piensa que se asemeja a aquella artista que alguna vez leyó, conoció y tal vez siguió en el metro de París.


Y como está cansada y además ya no se puede despegar del celular, lo desbloquea y revisa la cantidad de mensajes que le han llegado. Sólo uno. De su madre. Entonces, sigue aburrida, y continúa detrás de la mujer, que ahora, pensándolo bien se parece a Amelie Nothomb. La mira nuevamente y duda: -si fuera ella estaría anunciada en alguno de los carteles de eventos sobre escritores famosos, de pronto es porque no es escritor sino escritora-. El caso es que busca en Google y encuentra una foto de Nothomb: también vi uno de sus libracos en algún estand de alguno de esos distribuidores que venden más barato.No es la mujer elegante que acaba de ver, aunque sí estaba vestida de negro, era flaca y alargada. Expectante. Como aquella mujer que vio alguna vez en el metro de París a quien no decidió seguir. Y entonces, decide hacerlo; camina detrás de ella, independientemente de quien sea, quiere tomar fotos de lo hace, la persigue sin ser vista, imagina que pasa por su cabeza, imagina su vida, toma postura frente a ella, quiere poseerla, así no sea Amelie Nothomb, la famosa escritora. .

 

Se pregunta si realmente todo esto está sucediendo. Por supuesto que sí, -pues estoy leyendo sobre ello-. Caminando detrás de la presunta Nothomb, que tal vez está imitando a Sophie Calle (quien decidió en un hotel de Venecia tomar fotos de los huéspedes en donde se camufló como mucama, y luego a partir de esas fotos escribir y contar historias sobre cada uno de ellos); recuerda ese e-mail perturbador que recibió la artista para notificarle una ruptura: . Una especie de despedida de amor impersonal. Continúa, - siguiendo a Amelie -, pensando en Sophie; que esa carta de despedida se parece a otra que recibió hace poco; una, pero de amor. Esta también terminaba en Cuídate y entonces no supo descifrar si sería un presagio de lo que acontecería.

Recordará, estimada señora, que ese mail-perturbador fue convertido alguna vez en una obra-exposición, como suele ser frecuente los proyectos de Calle; donde se muestra en imágenes, textos, performance y videos, la interpretación del mensaje de parte de artistas, bailarinas, periodistas, astrólogas, actrices, traductoras, dramaturgas y pintoras, a las que Sophie había solicitado ayuda para digerir el extraño mensaje de ruptura. Hace poco, piensa usted, la misma artista convirtió la muerte de su gato en homenaje, invitó a varios músicos: grupos y cantantes a componer e interpretar una canción y plasmarlo en Álbum para Souris, compañero de toda su vida. Todas esas vivencias de la artista que usted sigue, se han convertido en historias. Tal como la que está viviendo en este momento.

 
 
 
 
 

Continúa, extraña señora, persiguiendo a Calle, pensando que es Nothomb; como no lo hizo en aquel metro de París. Empieza a leer una historia, puesto que Sophie también para a hojear un libro y usted no quiere ser descubierta.
Años atrás, Paul Auster en su famosa novela Leviatán, incluye un personaje fascinante que promoverá un giro fundamental en la vida de los protagonistas principales y en la estructura de la narración, su nombre, Maria Turner:

Era artista, pero el trabajo que hacía no tenía nada que ver con la creación de objetos comúnmente definidos como arte. Algunos personajes decían que era fotógrafa, otros se referían a ella llamándola conceptualista, otros la consideraban escritora, pero ninguna de estas descripciones era exacta, y en última instancia creo que no se la podía clasificar de ninguna manera (…) Las ideas se apoderaban de ella, trabajaba en proyectos, había resultados concretos que podía exhibir en galerías, pero esta actividad no nacía tanto de un deseo de hacer arte como de la necesidad de entregarse a sus obsesiones, de vivir su vida exactamente como deseaba vivirla.


María es un artista, muy parecida a Sophie. Narra historias a través de sus fotografías, crea relatos y ficciones a través de su propia vida personal. Inventa y reinventa su cotidianidad a través de propia manera de vivir y de estar en el mundo. Se aburre – tal como usted lo estaba párrafos atrás, querida señora – y entonces emprende la persecución de personas desconocidas. A finales de los años 70s conoce a Auster e influye sustancialmente en su obra.
A finales del 2016, - continúa la historia- Calle contacta a Enrique Vila-Matas y le pide que escriba un relato. Donde ella sería protagonista sin ser ella. Que creara un personaje que ella reencarnaría. Es decir, ella se convertiría en ese personaje. Al contrario de la novela de Auster, ella no sería el personaje de la ficción, sino que la ficción cobraría los tintes de la vida real.
¿Me sigue en este punto distraída lectora?
O sigue persiguiendo a Nothomb pensando que es Calle.

En definitiva, Calle quería que Vila-Matas creara una historia – que en últimas terminó haciendo : El viaje de Rita Malú * - para que ella lo personificara: haría todo, tal cual el autor lo había escrito en el texto; viajaría a los parajes que se describirían, comería lo que el personaje, escribiría, tomaría fotos, perseguiría a alguien. Quería cambiar de vida, y dejar de perseguir desconocidos, pero no quería tomar sus propias decisiones; quería que ese narrador decidiera por ella, quería que otro tomara su destino, que otro gobernara sus acciones. Tal cual lo había hecho cuando perseguía desconocidos.
Así es como, usted, señora aburrida, termina incluida en esta historia. Usted está persiguiendo en una feria a Sophie Calle, pensando que es Amelie Nothomb; Calle camina personificando a Rita Malú, el personaje que Vila-Matas inventó y que viaja a una feria del libro en Bogotá. A Rita Malú la persigue una señora aburrida que estaba en su casa y no sabía qué hacer con su vida. Y para finalizar la historia, todos terminan en una exposición – incluida Usted – llamada Rita Malú; en las denominadas “novelas de pared” que como proyectos de vida, de su propia vida, ha inventado Sophie Calle.

* Este texto se encuentra en el libro Enrique Vila-Matas, Porque ella no lo pidió


 

LIBROS RECOMENDADOS DE LOS AUTORES Y LA ARTISTA EN ESTA FERIA (#FILBO2019):
 

 

 

Siga estas y más recomendaciones en las redes sociales de DIAS TEMATICOS.
Además, todo el cubrimiento de la Feria del Libro de Bogotá 2019:
INSTAGRAM: @DIAS_TEMATICOS
TWITTER: @DIAS_TEMATICOS
FACEBOOK: DIAS_TEMATICOS


Fotografías tomadas de otras páginas sin fines comerciales de:
Foto portada :https://lalulula.tv/de-autor/ben-lewis/sophie-calle-3-de-3
https://www.yorokobu.es/dieta-paul-auster/
https://www.megustaleer.com/libros/porque-ella-no-lo-pidi/MES-076799
http://www.laplumeetlimage.fr/ateliers-decriture-dugommier-soir-cycle-4-lepistolaire-a-partir-du-25-janvier-2016/ http://lunettesrouges.blog.lemonde.fr/2007/07/18/chagrins-damour-sophie-et-fouad-biennale-venise-1/


Los comentarios están cerrados.

Publicidad