libros

ESPECIAL DÍAS TEMÁTICOS OJEA Y HOJEA
Del 22 de abril al 4 de mayo
Este primer especial de nuestra revista estará dedicado a los libros, la literatura y el idioma: Una mirada a las diversas artes desde las letras.
Nuestros cronistas desarrollarán un cubrimiento especial a la FILBO 2019 : ¡donde el invitado especial somos nosotros mismos!
¿Qué leemos? ¿Cómo nos transporta la literatura? ¿Cómo se relaciona el cine, las artes, la música y el teatro con las letras?
¡Prográmense desde ya, para leer cada día una crónica, reseña de eventos, escritores, libros, películas, música y literatura... ¡¡BIENVENIDOS Y BIENVENIDAS!

 

La genialidad detrás del texto puesto en escena.

 

Al correrse el telón, me encontré con el genio y la gracia que desde el inicio sospechaba se escondía allí. Me contaron una historia diferente, una que está inspirada en un texto que se transforma y se termina de escribir en el montaje. El Teatro Petra tiene más de treinta años de trayectoria con puestas en escena de obras que demuestran la genialidad cuando no hay pretensiones. Un grupo de artistas disfruta del ingenio de su dramaturgo: Fabio Rubiano Orjuela, un escritor que se expresa de forma concisa y que cuando pasa a su papel de director logra explotar todas las posibilidades de ese texto; que sobre las tablas crea nuevas líneas con su grupo y que, cada vez, vuelve a narrar con la obra que se presenta. De la mano de Rubiano, la actriz Marcela Valencia se convierte en cómplice de esta aventura, que en palabras de su dupla: “es alma, vida y fuerza del grupo”.

 
 


Hace algunos años atrás, la obra La quema de Judas de Román Chalbaud se convirtió en el detonante de los intereses del Teatro Petra; no solo por sus elementos narrativos, sino por la manera de contar con alteraciones temporales que van del pasado al presente: esa forma de narrar que altera la cronología y nos traslada a los recuerdos de los personajes. Una de las primeras oportunidades en que vi este tipo de recurso fue en Matrix, película del año 1999, donde se planteaba que nuestro mundo era una simulación computarizada, y cuando se entraba en ella, el tiempo parecía detenerse para jugar bromas a la mente del protagonista y del espectador.


En Cuando estallan las paredes las alteraciones de tiempo también son extraordinarias; lancetazos que se componen de creatividad y actuaciones singulares en un montaje peculiar donde la escenografía, los ambientes y las situaciones también son protagonistas. Literalmente, las paredes estallan. La escenografía rompe los esquemas. El escenario es un contexto con elementos variados: múltiples detalles cuentan historias paralelas, cada objeto dentro de la caracterización de los personajes narra un fragmento de su vida, no hay nada gratuito; cada pieza adquiere sentido en esta obra, cada cosa allí puesta milimétricamente da pistas al espectador. Diversos puntos de vista se integran, donde el relato es un conjunto armonioso de objetos en el que cada personaje narra una visión a través de ellos.



La trama de la obra gira en torno al terror y a los actos terroristas. Guarda fidelidad con el estilo del teatro que se hace en Petra, pues no hay filiaciones explícitas o denuncias con una corriente política marcada. La obra fluye como un rio que avanza de manera vertiginosa, sin dejar de contar lo importante, y alterna el pasado con el presente. Adelanto y retroceso de los hechos se constituyen en el gancho más certero para sumergirse en la obra y no querer perder un solo instante de ese atentado que se trama, al cual será sometida esa familia oligarca que maneja el poder; pero del cual, al final, todos serán víctimas.

 

Luego de zambullirme en la obra y pasados setenta minutos quedé sin aliento. La cabeza me dio vueltas en varios momentos y la pregunta sobre cómo en ocasiones podemos ser víctimas pero en otras victimarios; permaneció merodeando y se quedó durante las siguientes horas. Me sorprendió la posición política de los personajes, cada uno de ellos reflejo de las instituciones, los gobiernos y los partidos políticos; además de las personales: vecinos, profesores y ciudadanos, quienes actuamos de manera egoísta frente a situaciones de odio y de violencia del país.

Indago en la mente del dramaturgo, comprendo que su filiación con el texto no es tan fuerte como se podría creer; el dramaturgo no dirige, pero el director sí escribe -afirma Fabio Rubiano. Dentro del texto se sugieren y describen una serie de elementos; pero es durante el montaje de la obra misma, donde se establecen los detalles de dirección.

Pensaba, hasta entonces, que las líneas escritas que componen una obra eran lo central y el texto marcaba la pauta para su escenificación. Ahora entiendo que la puesta en escena determina las variaciones del texto y es sobre la marcha que la obra termina de escribirse. En la conversación con el reconocido actor, director y dramaturgo, la comunicación con el público salió a relucir como un elemento fundamental de conexión; Rubiano habló de establecer códigos específicos y el respeto que se debe tener por los mismos; así el espectador decodifica y se conecta con lo que ocurre en el escenario “es crear contemporaneidad con lenguajes vinculantes que mantengan una línea de comunicación entre las partes”.




 
 

Cuando estallan las paredes es la historia de un atentado, o de varios atentados desde el momento en que se planean hasta su ejecución. Hay diferentes tipos de hechos de terror y de terrorismo: los que tiene mayor reputación y que incluyen estallidos, y los que se ejercen en silencio y no generan tanta alarma. Aquí, tanto el grupo que prepara el operativo contra la familia poderosa como la familia misma, son ejecutores y víctimas. Aquí todos matan, todos en algún momento tienen una posición de privilegio que les da el poder de hacer daño.
¿Quién necesita a quién? De eso hablan los implicados, discuten antes y después de los hechos.

Tomado de: http://www.idartes.gov.co/es/agenda/obra-de-teatro/cuando-estallan-las-paredes

Cuando Estallan las Paredes se presenta hasta este 5 de mayo de 2019.
No se lo pierda
¿Dónde? En el Teatro Petra , ubicado en la Cra. 15 BIS # 39-39
¿Cuándo? De miércoles a sábado 8:00 pm y domingo 4:30 pm. Boletería en la taquilla del teatro y vía online.
 

SOBRE FABIO RUBIANO: Dramaturgo, director y actor, en 1985 fun­dó junto a Marcela Valencia el Teatro Pe­tra. Es licenciado en Arte Dramático de la Universidad del Valle y estudió seis años en el Taller de Investigación Teatral de Santiago García. Ha dirigido y escrito más de veinte obras, de las cuales cuatro han sido Premio Nacional de Dramaturgia. Re­cibió el Premio Nacional de Dirección Tea­tral en 2013, su obra Sara dice obtuvo el Premio a la Mejor Obra 2010-2011 de la FGAA. En­tre sus trabajos también se destacan Labio de liebre (coproducción con el Teatro Co­lón de Bogotá), El vientre de la ballena, Pinocho y Frankenstein le tienen miedo a Harrison Ford y Mosca.

LIBROS RECOMENDADOS DE FABIO RUBIANO (#FILBO2019):

 
 
 

SOBRE NUESTRA CRONISTA:
CAROLINA GUATAVA

Comunicadora social y periodista de profesión, sin guión (-) como muchos colegas ponen. Jamás pensé en ejercer el periodismo, sin embargo esto de escribir se me da con naturalidad y me gusta. Así que terminé escribiendo de cultura y le he encontrado el gusto a un sector que se deja trabajar desde diferentes perspectivas. Redes sociales: @caroguatavar


 


Siga estas y más recomendaciones en las redes sociales de DIAS TEMATICOS.
Además, todo el cubrimiento de la Feria del Libro de Bogotá 2019:
INSTAGRAM: @DIAS_TEMATICOS
TWITTER: @DIAS_TEMATICOS
FACEBOOK: DIAS_TEMATICOS


Fotografías tomadas de otras páginas sin fines comerciales de:
Fotos proporcionadas amablemente por la producción del Teatro Petra.


Los comentarios están cerrados.

Publicidad