De Artes Visuales

MUTATIO

AUTOR: Carolina Silva Lurduy

FECHA DE PUBLICACIÓN: 09-12-2019

 

MUTATIO

 

Cuando la artista visual Melissa Pareja me preguntó para su proyecto artístico sobre lo que significa CAMBIO le contesté que es la mutación, la migración, la transformación, el movimiento que es el amor, es decir, la no muerte; a-mor: sin muerte, con movimiento. Los cambios para mi implican una radicalidad, es decir, cambiar de piel totalmente; ir de un lado a otro, mudarse de ciudad, de amigos y de vida. Quitarte una careta y construir una nueva: no ver más lo que uno era antes, mirarse en el espejo y sorprenderse. Dejar de ser gusano y ser mariposa; salir del caparazón, emigrar como los pájaros para encontrar lugares más cálidos y acogedores; poder vivir, sobrevivir.

Los cambios en mi vida han sido diferentes, siempre duelen y han dejado cicatrices, y esas cicatrices son las señales del aprendizaje, de que uno ya no está en esa antigua piel, uno ya es otro y ese otro también necesitará en algún momento mutar.

Melisa empezó este proyecto haciéndose la pregunta por la permanencia del cambio y una relación con el cambio climático. ¿Qué significa que el mundo esté cambiando, cuánto dura este cambio? ¿El cambio es destrucción, evolución o conversión?

Y estas preguntas, inicialmente personales y artísticas, pronto se convirtieron en un catalizador de historias, conversaciones, relaciones, encuentros y meditaciones.

 

 

 

Melissa se preguntó si la materialización de la palabra en el cuerpo, a través de los signos de una lengua transmitiría esa pregunta permanente sobre el movimiento, los procesos, cómo hemos intervenido en esa evolución o sobre los procesos de los cuales somos responsables. Poco a poco, el voz a voz y la adhesión de muchos para ser partícipes del proyecto comenzó a materializarse: un tatuaje manual, un tatuaje incrustado en el cuerpo de cada persona produciría algo, el tatuaje mismo cambiaría, permanecería, se destruiría o simplemente quedaría presente como insignia, souvenir, símbolo o cicatriz; como lo son muchos cambios.

 

 

Quienes se acercaron a ella expresaron los momentos en su vida en los que la palabra ha arrasado con algo querido, la continuidad de la vida, lo que puede ser o no trascendental, lo que nos conecta con un divagar permanente producto de nuestra huella planetaria. Para muchos es imprescindible un cambio, el resultado de este o los procesos de intercambio  que existen en esos mismos procesos. Para muchos esa noción no hace parte de una decisión, no es aleatoria, sino que hace parte de la misma supervivencia; trastoca lo más hondo de la construcción de un ser humano, de un proceso terminado o de una vida vivida. Para otros, es un anhelo, se está, en muchas situaciones geopolíticas, económicas o íntimas, en un momento de encierro, de bloqueo o de inhabilidad que la posibilidad del cambio es una promesa de futuro. 

 

Esa promesa es paradójica, puesto que hasta en los momentos de mayor calma el río está corriendo y navegando, trastocando. Sin embargo, sólo en la manera en que nos movamos y promovamos esa mutación, sólo cuando vemos el movimiento se combina con el espacio es cuando podemos darnos cuenta del tiempo. Sólo cuando somos capaces de promover ese reclamo, esa ilusión, de pensarla y verbalizarla, hacerla propia y asumir nuestra voz frente a lo estático es cuando esa promesa se podrá hacer realidad; y, entonces, el mismo cambio que gestionamos era el que estábamos anhelando.

 

 

 

 

 

 

Me hice el tatuaje hace algo más de un mes. Como decía Melissa no es fácil tomar la decisión de incrustar una palabra y dejarla para siempre en tu cuerpo, que al fin y al cabo eres tú,y entonces dejarla en ti. Observando a mi alrededor percibo que el momento que vivimos va más allá de esa palabra, CAMBIO y empuja hacia una transformación; claro, dirán uds, son sinónimos; para mí tiene otro peso contundente. Igual, la palabra retumba fuerte en el ambiente, en el espíritu y en el trasfondo de la esencia natural.

Algunas crisis nos hacen replantearnos, tomar decisiones, darnos cuenta de lo que ya fue, que ese tiempo ya dejó su piel, tal vez es hora de salir de ella o de expulsarla para siempre.

Cambiar, mutar mutar, transformar crecer, movilizar, mudar querer ser otro, echar vuelo andar trasegar caminar, Nuevos vientos, nuevas mares, nuevos horizontes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Compartir Esta Página!

Contacte con Nosotros

Bogotá - Colombia

Contacto@diastematicos.com