De Artes Visuales

Arte que resiste ante una pandemia que insiste

AUTOR: W. Julián Aldana

FECHA DE PUBLICACIÓN: 15-02-2021

 

Es Cultura Local Días Temáticos

 

Arte que resiste ante una pandemia que insiste

 

Hace un año precisamente, caminaba por las calles de Teusaquillo para llegar a una casa híbrida, digamos mejor un lugar especial que encontré para sentarme a escribir tranquila. Pasaba por un borde del barrio Armenia con sus casas pintorescas y eclécticas, por el Parkway lleno de inmensos hurapanes, rodeaba el parque Brasil con sus pasadizos fantásticos llenos de enredaderas, flores, pájaros alentados a seguir cantando como alientos por ahí flotando; llegaba a ella, me sentaba a observar sus plantas interiores, pedía un café y una galleta. Hace un año, todo era simpleza o complicación, todo el mundo en lo suyo sin reparar en el otro, en sus dientes o sus suspiros. 

 

Hace un año,  ingenua, tomé una foto en ese parque. No podía imaginar siquiera que el rumor de esa extraña enfermedad que se había despertado en Oriente, iba a desembocar en estos territorios, se expandiría por todas las latitudes y dejaría su huella en hábitos y costumbres, en la manera de mirarnos, de escucharnos, de tocar la realidad, de ver nuestros mundos privados y evaluar si andábamos encerrados desde hace mucho tiempo. 

 

Recorrer las calles entre marzo y septiembre del año pasado fue abrumador, salir un par de veces y encontrarse con la desolación total, con el miedo al contacto, con la naturaleza renacida sin la apropiación del ser humano, con la imposibilidad de ver otros universos  en el teatro o en el cine, sin percibir las ideas o los trazos del artista en el cuadro, la posibilidad, siempre presente de desaparecer. Los tiempos de pandemia que se han descrito ya en varias hojas y que seguirán escribiéndose más adelante, no ignorarán que fue el tiempo más nebuloso y extraño de los últimos tiempos. Ahora, esa casa maravillosa con proyectos culturales para talleres, laboratorios de tejido, reuniones de organizaciones, iniciativas artísticas y de cocina, oficinas para trabajo, que tenía un fabuloso restaurante y café al interior,  seguramente se está reconfigurando, está en pausa, cambió completamente, resistió, ya no existe, desafortunadamente desapareció; aún no lo sé. 

 

Teusaquillo se ha constituido como una localidad representativa del ecosistema cultural bogotano, cualquier ciudadano o ciudadana sabe que por estos barrios con casas patrimoniales, parques y muros con obras graffiteras, cafés y librerías de olores especiales, salas de teatro y de ensayo antiguas, bares de jazz o de folclor, talleres de artistas, galerías, editoriales, librerías nuevas y de antaño, brota un aire particular de creación, pensamiento, resiliencia y movimiento cultural. 

 

Luego de estos tiempos de pandemia y de encierro, no es diferente. Muchas casas y gestores artísticos han resistido en silencio con ideas creativas, colaborativas otras, aguante, recursos propios y otras inventivas; otros con la ventana que se abrió al mundo de lo virtual, estar cerca de lejos, compartir con los públicos desde el silencio de sus casas, sin la posibilidad de ver sus rostros. El arte más que un entretenimiento ha demostrado ser una manera de posicionarse ante el mundo, hacerle frente. Como decía Banski, “El arte debe consolar al perturbado y perturbar al cómodo”, y ahora sabemos lo que eso significa. Artistas y gestores  parados delante de escenarios vacíos asegurando a los demás que el arte no es sólo entretenimiento ni jugo de naranja rendido; es una opción política, la posibilidad de creer que el río sí habla, los telares cuentan historias, las cantaoras denuncian, la memoria persiste. La energía interior de grupos y comunidades es  aquella que permite leer el mundo con otros ojos: los de la creación, la construcción colectiva, la crítica y la pregunta, la reformulación de nuestras acciones y posiciones ante el propio mundo. No es una energía etérea, vaga, intangible: la vimos, la seguimos percibiendo, nos mantuvo en pie. 

 

Más que una reinvención hay una ola permanente de preguntas sobre qué, cómo y para qué gestamos a diario, cómo volvemos al contacto con los y las ciudadanas,  una manera de vivir diferente a la producción en masa o al trabajo que no da sentido a la vida misma. Existe un deseo de trasegar por y desde la experiencia estética ¿eso qué significa? la búsqueda eterna de la fealdad y la belleza, lo inconmensurable, lo perceptible pero también lo inasible. La posibilidad de hacer consciente el olor y el tacto, la resignificación de las palabras, las creencias, el conocimiento profundo de sentidos y sensaciones, la posibilidad de extirpar lo que tenemos dentro y vivir momentos donde poco importa el dinero o la producción en masa de objetos, sino más bien donde se pueda asir lo que vemos adentro- afuera y lo que constituye en últimas algo  que llamamos espíritu. 

 

Esas casas, colectivos, iniciativas, grupos, salas de creación están ahora mismo volviéndose a encontrar con sus públicos, esos parques están ávidos de la presencia humana (ojalá desde otros sentidos) y hay algo que persiste y permanece, la necesidad de curiosear y fantasear.  Por ello, los de Días Temáticos hemos querido recorrer de nuevo la localidad, conocer qué ha pasado con artistas, gestores y comunidades creativas, indagar por los signos de la supervivencia, entender cómo y desde qué puntos podemos apoyar algo que también nos constituye y nos hace vivos…

 

Por eso creamos, Itinerarios temáticos, arte y cultura resistente en Teusaquillo, porque mientras resistan las personas, itinerantes caminaremos por las calles del mundo, de esta ciudad y de nuestra localidad. Lo haremos con la voluntad, las ganas y, a veces el miedo, de leernos en las obras que los artistas, que también padecen y gozan del mundo, elaboran de acuerdo a la percepción de sus experiencias. En este proyecto, ganador de una beca Es Cultural Local, queremos ver justamente la percepción de los artistas que sobreviven a pesar de los tiempos aciagos que seguimos viviendo. Es por ello que vemos con urgencia inaplazable la construcción de redes de colaboración para la difusión, visibilización y promoción de  la obra de las agrupaciones y de los  artistas de la localidad de Teusaquillo.

 

De acuerdo con lo anterior en el marco de este proyecto pretendemos identificar, referenciar y difundir iniciativas, agrupaciones, creaciones, productos y expresiones de carácter artístico y cultural, de las diferentes disciplinas del arte y las expresiones culturales para generar contenidos textuales y visuales. En este sentido, organizaremos ciclos temáticos de acuerdo a las artes que trabajamos habitualmente: cine y animación, artes plásticas y visuales, música, artes escénicas y literatura.

 

Con los insumos anteriores crearemos textos y materiales audiovisuales que reseñarán y describirán a los artistas y sus obras, con el objetivo de contarle a los lectores el origen, desarrollo y evolución de las personas que producen las obras de arte. De modo similar, expondremos sus procesos creativos, su experiencia estética tanto anteriores como actuales, que les han permitido sobrevivir el confinamiento y las circunstancias en que nos hemos visto en esta pandemia.

 

De otro lado, crearemos también circuitos y constelaciones de difusión que permita a los lectores realizar itinerarios culturales y artísticos por la localidad de Teusaquillo. De esta forma, no solo contribuimos a la reactivación económica del sector, si no que motivamos a que los transeúntes conozcan lugares donde la vida artística y cultural se lleva a cabo. En estos recorridos podremos, por ejemplo, conocer cafés,  mercados, tiendas, panaderías, casas culturales, etc., donde muchos de los artistas de la localidad realizan sus actividades artísticas y ociosas.

 

A la par de lo anterior, y con el objetivo de crear un vínculo un poco más directo entre los artistas y el público, llevaremos a cabo talleres y charlas que, en principio, se realizarán en espacios culturales de Teusaquillo. Estos eventos, por supuesto, cumplirán con las normas de bioseguridad vigentes en el momento en que se realicen. Al respecto, con los artistas diseñaremos algunos talleres para público infantil porque sabemos que algunos de nuestros lectores tienen hijos y son muchos los artistas de la localidad que enfocan su trabajo también en este tipo de público. De modo que esta actividad también está pensada en el goce estético de diversos públicos.

 

Finalmente, en la sección Domingo de Eventos, de nuestra revista, publicaremos las obras producidas por los artistas de Teusaquillo durante este tiempo. Esto enfatizará en la promoción de la labor cultural de tal manera que ustedes, lectores, conozcan los productos que  estos meses infames por la pandemia, y por los errados manejos políticos,  no han podido dañar la creación de nuestros artistas. 

 

¡Y ya basta! Pero antes de que baste, Carolina arriba en sus recorridos por las calles de Teusaquillo, no imaginaba que ese malestar que estaba por allá lejos agobiando a Oriente estaría meses después causando estragos en nuestro país tropical - con todo lo que eso significa. Y mientras Carolina itineraba las calles de Teusaquillo, yo hacía lo mismo justamente en algunas de las calles de ese Oriente inimaginable. Hace un año, y un poco más, yo recorría las calles coreanas con el miedo y la prudencia de esa cosa fea que allí, no era oriental sino china. En ese tiempo y en ese país donde nadie miraba a nadie, yo deambulaba los parques y los lugares sin imaginar que un año después estaría de nuevo trabajando en mi ciudad, en esta localidad, conversando con los artistas sobre ese monstruo esférico de cien cabezas que nos ha confinado, pero también nos ha obligado a aprender una nueva forma de vivir, de experimentar y de ver el arte y la cultura.

 

 

Por: Carolina Silva Lurduy y W. Julián Aldana

 

Es Cultura Local Días Temáticos

 

Es Cultura Local.

 

______________________

Esta crónica se publica en el marco del proyecto "Itinerarios Temáticos: arte y cultura resistente en Teusaquillo"

 

ganador de la Beca Es Cultura Local – Localidad de Teusaquillo.

¡Compartir Esta Página!

Contacte con Nosotros

Bogotá - Colombia

Contacto@diastematicos.com