De Música

Volver a afinar el oído: músicas y propuestas del presente

AUTOR: Carolina Silva Lurduy

FECHA DE PUBLICACIÓN: 03-03-2021

 

SE CUMPLE UN AÑO DE HABER EMPEZADO A ESCUCHAR EL RUMOR

DE UN EVENTO QUE NOS CAMBIARÍA LA VIDA.

AHORA, EMPEZAMOS A SABOREAR NUEVAS PROPUESTAS MUSICALES

CREADAS EN LA INTIMIDAD Y LA SENSACIÓN DEL CONFINAMIENTO.

 

EN ESTA CRÓNICA, PRESENTAMOS PROPUESTAS DE MÚSICA Y ESPACIOS ACTUALES

QUE QUIEREN HACERNOS SENTIR VIVOS.

 

Hace un año, poco más, poco menos, se despertó ese pequeño zumbido que empezó a perturbarnos; un rumor aún desconocido que susurraba la existencia de un virus en un rincón aún más desconocido para nuestra geografía. Con la incertidumbre, la incredulidad y la inexperiencia de lo que la situación ameritaba, empezamos a aislarnos unos, otros a negar lo que se venía y poder continuar nuestros proyectos y vida, tal y como lo habíamos planeado. Pensábamos que era casi imposible vivir lo que íbamos a vivir, no existía la más mínima posibilidad de enfrentarnos a una situación apocalíptica e inverosímil. Poco a poco empezamos a asumir la ciudad, las costumbres y la aceptación distópica que hoy en día suelen llamar “nueva normalidad”, aunque si es normalidad no es nueva y si fuera nueva no tendría nada de normal.

 

Para algunos artistas, que no son pocos, mucho se deshizo, sobre todo los planes, las programaciones, el futuro; eso que en música, teatro, arte visual, literatura, a veces lo es todo. Montajes, giras, planes de grabación, estudios, residencias, la ilusión de un público y escenario nuevo, el lanzamiento exitoso de su obra, el contacto con la crítica y los espectadores, los aplausos o la desolación, el vértigo de la tras escena o la adrenalina que produce la creación; y con todo ello la posibilidad de su supervivencia.

 

No vamos a hablar aquí de lo que se puso en evidencia, la falta de reconocimiento de los gremios de la creación, la escasez de cubrimiento con aquellos haceres que significan mucho más que un espectáculo o entretenimiento, o del descuido del Estado con los ciudadanos que soportan una manera de vida, un puente a la imaginación y la irrupción, o a quienes llenan nuestro tiempo con la posibilidad de otros universos.

 

De lo que vamos a hablar es de que esas personas, los y las artistas, siguieron viviendo, y lo hicieron a partir precisamente de la posibilidad de lectura y de creación del mundo en el que se encuentran.

Vivieron, en el fondo, de algo que los procesos creativos suponen y es un distanciamiento; un replanteamiento con los acontecimientos, una introspección que sólo en pocos casos, como en montajes de colectivos escénicos, no es necesaria, aunque aquí lo fue y supone algo intrínseco a la construcción de la acción artística:  la resignificación.

En este caso, músicos, compositores, productores, coleccionistas, ingenieros de sonido, gestores culturales empezaron a comprender la realidad del encierro como un hecho a largo plazo, y comenzaron a medir las posibilidades de acercamiento con sus espectadores, que son, en últimas, quienes alimentan sus piezas.

Ahora, no se trata tanto de un aplauso o un reconocimiento, se trata de la posibilidad de re-conectar.

 

En ese tiempo detenido en el afuera, pero activo en la intimidad de nuestras habitaciones se gestaron proyectos y nuevas invenciones con las que tenemos posibilidad de interactuar en este tiempo. El presente de interactuar con los espacios, creaciones  y lo tangible del arte, las obras que se inventaron en ese momento aún inefable; podemos acercarnos a lo que esos artistas ingeniaron, planearon para “cuando esto pasara” y continuaron produciendo.

 

Con esos nuevos vientos y susurros que escuchamos afuera queremos dejarlos.

El sonido no se ha detenido, las agrupaciones de música y sus productores se las ingeniaron para conectarnos a través de lo virtual y hoy nos traen un montón de propuestas para que volvamos a creer en la posibilidad de disfrutar una buena sesión en vivo, un jam, un acústico, un formato en solista o en vivo, un nuevo álbum. La localidad en la que me encuentro no es la excepción a esas recientes e ingeniosas propuestas. Teusaquillo alberga innumerables músicos y creadores que aunque a veces es difícil localizar, podemos encontrar de a pocos, abriendo los ojos con la curiosidad de la contemplación y contactando con las señales que nos van dando los amigos y amigas, aficionados a la música y a las experiencias que en el fondo nos han mantenido con vida, con alma.

 

 Les presentamos a continuación una serie de iniciativas que  están  convocando los públicos a la nueva apreciación de sus sonidos. Músicos y productores que ganaron la Beca Es Cultura Local en Teusaquillo y que con sus propuestas se interesan en llegar nuevamente a los espectadores, unos prevenidos aún, otros ávidos de espectáculo, poéticas, buenos momentos.

A los músicos no es fácil encontrarlos cuando las salas se encuentran aún cerradas, están en sus cuevas creando o ingeniando elementos técnicos para seducirnos. 

 

Estas propuestas nos hacen un llamado a empezar a circular lo que no se agotó en la pandemia: la imaginación. El apoyo y la confianza en ellos también nos mantiene vivas. 

 

Musical Totem

 

 

https://www.facebook.com/musicaltotem/

https://linktr.ee/MusicalTotem 

 

Musical Totem es una productora que se interesa en las músicas de diferentes tipos, pero sobre todo las tropicales, los sonidos que retumban en nuestras caderas, se nos meten en la piel y hacen bailar hasta al más tímido o parco del ágape. También por las letras raperas, las que suenan con el ritmo estrepitoso de la ciudad, las que combinan culturas, denuncian, sobreponen capas y mantienen armonías poco evidentes. Nos proponen para escuchar composiciones variadas, con intérpretes independientes de sellos conocidos y repetitivos.

 

Listas seleccionadas por Musical Totem

 

 

Para la beca que ofertó IDARTES en compañía con la Alcaldía Local de Teusaquillo, la productora Musical Tótem se unió a Banfora Records y Diáspora Blues para impulsar músicas y músicos que se encerraron a crear en el confinamiento, se mantuvieron despiertos en sus sonidos o sus mezclas, se permitieron crear sencillos para cuando nuevamente nos moviéramos.  Lanzaron #TeusaquilloSingles #CancionesParaLaSoledad convocatoria que seleccionará cinco ganadores con propuestas musicales inéditas de la localidad de Teusaquillo. Pueden inscribirse en esta convocatoria  para que sean grabadas, producidas y distribuidas, además de promocionadas a través de un video que podrán grabar en una locación del sector y se publicará en diferentes plataformas digitales.  

 

El proyecto de estas  productoras y disqueras independientes busca a músicos y agrupaciones con sencillos inéditos y con residencia en Teusaquillo (al menos el 50% de sus integrantes) sin importar su género o formato. La fecha límite de aplicación es el el 3 de marzo de 2021 y nos conectará con la música que se produjo en pandemia. Se pueden inscribir en el formulario.

 

 

La grieta- Música a la carta

 

 

 

 

¿Cómo habríamos podido sobrevivir en estos tiempos de pandemia, encierro, coyuntura, temor, ansiedad y demás sensaciones de desaliento e incertidumbre sin el arte? ¿Cómo nos mantenemos sin asistir a las salas de cine y teatro, a los cafés y bares, a los conciertos? ¿Cómo soportamos no tener una buena conversación, tomarse unos tragos mientras disfrutamos una banda de rock, de jazz, de músicas híbridas, sin un buen bailoteo de salsa, tango o reggae?

 

Las veladas musicales se fueron desde hace ya un año y sólo han vuelto a cuenta gotas. Se fueron los momentos con los amigos escuchando una buena improvisación; los, a veces molestos pero apasionados, tumultos de los conciertos (que paradójicamente ahora extrañamos tanto), los sonidos con amplificación, los recitales más íntimos y “desconectados” y con ellos una buena cena; luces, cóctel de preferencia, la salida en la noche a enfrentar el calor o el frío de las tinieblas.

 

Tal vez estas y muchas otras preguntas se las planteó Nicolás Junca , músico cofundador de Monsieur Periné y de otros tantos proyectos musicales. En sus ganas de seguir llegando al público se ingenió el proyecto #MúsicaALaCarta, en la cual los ávidos por estos momentos íntimos y a la vez en conjunt, pueden disfrutar el performance de los músicos a través de la compra de cocteles, combos de comida o toda la experiencia gastronómica que perdimos ante la falta de juntanza que nos ocasionó el ya afamado virus.

 

En las plataformas pueden encontrar bonos de regalo de cumpleaños, serenatas, experiencias gastronómicas, bebidas diseñadas por los mismos gestores: cocteles hechos por Nicolás, creación e interpretación: buena onda, sobre todo buena onda.  A través de la beca con Es Cultura Local esta propuesta está convocando músicos de otras bandas, solistas para los desconectados y para expandir las experiencias a reuniones efímeras  o clandestinas. Los artistas además de exhibir su trabajo cuentan con una plataforma de sostenimiento económica, de difusión de sus trabajos y de nuevos e ingeniosos contactos con los públicos.

 

La propuesta está abierta para que todos los músicos independientes y de pequeños formatos le escriban a Nicolás y de esta manera exhibir sus propuestas; conectar con los otros disfrutando de hermosas veladas.

“La Grieta es de todos”, información en https://lagrieta.com.co/

 

La coneja ciega

 https://www.facebook.com/www.laconejaciega

Sello discográfico.- Producción de nuevas agrupaciones para hacer parte de la escena nacional.

 

 

1280.

No sé muy bien el porqué del nombre. Nombre en francés es número.

Si le digo eso me responderán  ¿Qué? ¿De qué habla? Pero si les digo: 1280….  280 Almas,

 sabrán muy bien de qué les estoy hablando. Y si les digo “marinero”, pues también me dirán qué, marinero qué,  marinero…. 

 

Ay marinero!

Quién te enseñó a nadar

Fueron las olas del río

Fueron…. fueron

las del mar

 

Y bueno…. marineroooo...

ya me puse nostálgica con el rock de épocas atrás, cuando empecé a crecer y se empezaron a remover las venas escuchando letras sentidas, con trasfondo que incomoda y que denuncia, con gritos sonoros del afuera donde -sí, aún todavía- están pasando cosas inexplicables que hay que denunciar, enunciar, decir, GRITAAAAAAAAAAAAR…

Este grupo que se creó en 1992 y que empezamos a escuchar en las escenas de Rock al parque o de espacios alternativos en Bogotá es el proyecto, sí, de las 1280 almas. 

 

Marinero, Tu sonrisa..

Hace poco volví a escuchar esta canción, en tiempos de pandemia, con desazón, con amor, me dió al menos un poco de ánimo y anhelos futuros; no falsos, ni aquellos que no idealizan, sino que nos mantienen bien parados sobre la tierra….

 

“Si los buenos van muriendo antes de lo que les toca… 

¿Qué importa si yo me muero viendo sonreír tu boca?..., eh, eh

¿Qué importa si yo me muero? 

Ay, ¿qué humanidad?, 

ay, ¿qué humanidad? Que me está doliendo

 Ay, ¿qué humanidad?, ay, ¿qué humanidad?

 La que llevo adentro…

Y que me está doliendo

Ay qué humanidad, la que me está doliendo, ay qué humanidad la que me está doliendo...

 

Más allá de la música, en estos tiempos, “donde uno lleva el muerto por delante”, con las fatídicas noticias de hace poco, otro número 6402, que no se nos olvide, podemos volver a escuchar Fosa en el platanal y su historia.

 

Y mientras la vamos escuchando El Platanal del legendario álbum La 22, tan vigente, tan doliente, estremecedor, precisamente con las cifras que ya no le duelen a nadie, que canta “En la fosa ya no puedes ni llorar, ni cerrar los ojos” .....vamos hablando del proyecto de La Coneja Ciega.

 

1280 Almas, el grupo colombiano creó hace algunos años este sello discográfico, cuando descubrió que muchos grupos no tenían la oportunidad que se les dio por unos años de proyectar su trabajo. Este sello soporta su intención de  catapultar otros grupos independientes con estilos contracorrientes, fuertes, reales, en este momento liviano y pesado al mismo tiempo. En un estudio con equipos inicialmente caseros y luego con otros comprados por el guitarrista, se empezó a construir el estudio de grabación que ahora está ubicado en barrio La Soledad (Carrera 21 # 37 - 60).

 

En algunas entrevistas se lee que lo que quieren hacer con la producción de iniciativas independientes no es prometer ni encerrar a los grupos en contratos que enjaulan o encasillan, sino generar el espacio de producción propicio para seguir resistiendo desde la música independiente. Un espacio para el ensayo de las bandas que se propongan, para experimentar y también producir, grabar con los equipos que ofrece el espacio.

 

La Coneja Ciega en un momento se les creció, se volvió festival, con una convocatoria nacional exitosa, se dedicaron a difundir diferentes bandas con sonidos originarios de diferentes tradiciones, intenciones y estéticas. El sello no se cierra solamente al rock, pretende también promocionar la creación de diferentes latitudes y con otros ritmos ska, jazz, música colombiana, sonidos electrónicos, fusión, el metal, nuevas tendencias.

 

El año pasado en estas nuevas modalidades de mostrarnos la música a través de la ventana virtual,  se presentó en el legendario “tortazo” al que sólo pudimos asistir por medio de la virtualidad. El Tortazo en Línea https://www.facebook.com/watch/?v=1592706204254660

 

 

Dentro de la beca Es Cultura Local este sello pretende encontrar,  difundir y distribuir nuevas iniciativas de grupos con sabor a ciudad, a rock, a ritmos fuertes, sonoros, bailables y diversos; diferentes grupos de la nueva escena colombiana pueden contar con el estudio y los equipos de este espacio, que a través de diferentes herramientas quiere producir músicas colombianas, lanzarlas y apoyarlas manteniendo su sello y su intención de rebeldía y resistencia.

Mientras nos vamos despertando con buenas y malas noticias, no tan llevaderas al fin y al cabo, la coneja escucha como buen ciego, potencia el oído, entiende las buenas letras, escucha de las buenas letras, se conmueve, sigue caminando y resistiendo.

 

 

***********************

 Esta crónica se publica en el marco del proyecto "Itinerarios Temáticos: arte y cultura resistente en Teusaquillo"

 Ganador de la Beca Es Cultura Local – Localidad de Teusaquillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Compartir Esta Página!

Contacte con Nosotros

Bogotá - Colombia

Contacto@diastematicos.com