De Música

Slug y la búsqueda de identidad en 20 años de letras itinerantes.

AUTOR: Michael Carranza

FECHA DE PUBLICACIÓN: 20-10-2021

Slug y la búsqueda de identidad en 20 años de letras itinerantes.

“Looking at the dirty snow in the street make you believe

Everybody must've just adjusted to the grief

Choose what you use to motivate yourself

You can either hate me or you can hate yourself”

                                                          Delicate.

 

Con unas décadas encima de más, ya la vida no es la misma. Cuando hace 20 años solíamos caminar entre las cuadras del barrio donde nos criamos, en medio de patinetas, balones de futbol, y rumores de una realidad que escupía a las preocupaciones en la cara, nuestros sueños parecían tener la claridad diáfana de unas gotas de agua que empapaban las mejillas del sol en las mañanas donde se refugiaban nuestras risas al jugar. La vida entonces parecía llenarse por nuestra falta de proporcionalidad del mundo con anhelos y esperanzas vagas que se atrincheraban entre nubes de aromas rosas y fuentes de miel y paz. Pero lo que no sabíamos era que el mundo se encargaría de recordarnos que el tiempo pasa, que las épocas de vendimia en verano son cortas, y que nuestra existencia solo tiene sentido dentro del viaje que supone enfrentarnos al dolor y a la angustia de nuestra propia realidad. El mundo no es tan simple, nuestra existencia no reviste la facilidad de habitar un cuadro estático en una época de mansa tranquilidad. Nuestros sueños, hechos del frágil material de la esperanza, se quiebran en el paso del tiempo con la rapidez de una burbuja que estalla al contacto con el viento, y nuestra frustración nos lleva a tomar salidas que nos seducen por su fácil fatalidad. Esta flaqueza de espíritu nos transforma en simples viajeros de nuestra propia existencia, en migrantes que anhelan encontrar el sentido de una identidad difusa en la tranquilidad escondida dentro del terreno infértil del sufrimiento, el dolor y la frustración. Como si se tratase de un narrador del viaje de la vida, el rapero Sean Daley, nacido en la lejana ciudad de Minneapolis, y quien junto a Anthony Davis conforman el aclamado dúo de hip hop independiente Atmosphere, retrata con el cariz de su voz a través de sus letras los parajes que como seres errantes recorremos en búsqueda de una oportunidad de renacer y resignificarnos dentro de una existencia a la que fuimos arrojados, haciéndonos ver que solo es el paso del tiempo el que revela el verdadero sentido de nuestra vida.

Hxppy Thxxghts Exclusive: Interview with Slug (of Atmosphere) ⋆ Hxppy  ThxxghtsHijo de la vida suburbana de la Minneapolis de los años noventas, el MC de 49 años mejor conocido como “Slug” encuentra a temprana edad en el hip hop un espacio de identificación que lo lleva a explorar su lugar trashumante en una vida que constantemente lo impulsará a resignificar su propia forma de percibirse en el mundo. Con más de 10 álbumes grabados a lo largo de las últimas dos décadas al lado de Dj Ant (Davis), pintor de los lienzos sobre los cuales se plasman los relatos de las letras de Daley, Atmosphere y Slug han labrado una carrera influyente como íconos de un hip hop underground que se aleja de los convencionalismos y conservadurismos de un género que se asemeja a una moderna mina de oro sin alma para la industria del entretenimiento de la era digital. En su andar clandestino por los espacios de una escena labrada a la sombra de los gigantes comerciales, Slug desde sus primeros años se caracterizó por inyectar a sus letras con el espíritu contradictorio de su personalidad; hambriento de aceptación y de reconocimiento, sus primeros trabajos reproducen una personalidad indescifrable que se mueve entre la timidez, la introversión, el pesimismo y la bizarría de un carácter que con agilidad se cuela dentro de unas composiciones viscerales que toman impulso en los espacios de la decepción y el dolor. Temas tan disonantes como la adicción al alcohol, las relaciones y conflictos de pareja, así como el deseo de encontrar lugar para una existencia marginada, son tratados de manera irónica en sus primeros LPs “Godlovesugly”, “Seven’s travels” y “You don’t know how much fun we’re having”. Con referencias a su propia vida, al absurdo de una existencia donde la esperanza no tiene cabida, y con monólogos internos que cargan el sufrimiento de un alma enclaustrada dentro de un espacio de rechazo propio, Slug pone de manifiesto la fatalidad con la que la vida demarca el lugar sobre el cual la existencia se pone en marcha en sus primeros años: “Now all my friends are famous / It's either one thing or another / Y'all don't know what my name is / Probably know both of my brothers / The one is a hard workin' savior /The other's a hard workin' soldier / I'm just a next door neighbor /Workin' hard at tryin' to stay sober”. 

 

Atmosphere's Slug Unpacks The Mi Vida Local Album Video

Es en este espacio de mitades de los 2010 donde Slug, cargado de las lecciones que la vida le ha legado, abandona el peso de unas relaciones nocivas contraídas con su propio existencia,  y renuncia a su rol como cínico vocero del pesimismo y la fatalidad. Consolidado como una de las voces más importantes del género, Daley se atreve a darle un giro radical a su vida, y empieza a mirarla bajo el foco de su nuevo rol de hombre maduro, de padre, de hombre de familia que encuentra el regocijo en la felicidad de una existencia que toma sentido en los ojos de aquellos que lo rodean en su viaje itinerante. Esta nueva etapa de su vida se plasma en sus álbumes “Southsiders” y “Fishing blues”, donde un tono más reflexivo en torno a su lugar, ya no como soñador frustrado, sino como lector apasionado de una vida que signada en la cotidianidad de una felicidad insospechada, inunda unos versos que se confunden con el aroma de vida renovada. Y es que Slug entiende que su lugar en la música y en la vida no es estático y se transforma con el tiempo; su pesimismo y egoísmo de juventud pierden peso conforme los años van dejando su marca, y comprende que su espacio ya no es el asiento trasero de un carro de segunda mano, sino el centro de un hogar donde su vida significa todo para su familia. Como muestra incuestionable de esto, su trabajo de 2018 “Mi vida loca” es el mejor testimonio de la evolución de una existencia que deviene en el encuentro con el sentido de su identidad, un espacio en el que Daley logra aceptar que su vida no se debe para si misma, sino que encuentra realmente significado al perdurar en la vida de aquellos con los que comparte el sentimiento mutuo del amor: “Like fuck it, you can sacrifice me to the weather, if you promise that you'll let my songs live forever”.

 

Con esta fórmula inicial, el éxito de sus primeros trabajos redunda en el eco que se escucha en las voces de una generación que refugia sus propias inseguridades en las letras del MC de Minneapolis. Con el paso del tiempo, los temas que aborda Daley en las canciones de sus trabajos de comienzos de la década del 2010 “ When life gives you lemons, you paint that shit gold” y “The family sign” se van encaminando hacia la búsqueda de una identidad propia que brota del encuentro consigo mismo. Como refracción de su nueva etapa en el viaje de la vida, la aceptación del dolor y la muerte como espacios de partida hacia nuevas direcciones marcadas tanto por la angustia de la indefinición como por la esperanza del renacimiento, empiezan a impregnar de un aroma de madurez a las letras de su discografía. Marcando una ruptura paradójica entre la muerte como espacio de dolor y de reverdecimiento, Slug incorpora pulsiones personales que lo llevan a repensar su lugar en el mundo, y el sentido que la vida trae consigo; la fatalidad de la existencia carga de emocionalidad unas canciones que se aproximan a la madurez de un sonido que describe los primeros pasos sobre un terreno donde la vida se detiene: “The only guarantee in life, is a life worth dying for / 'Cause death don't wait for no one /Sitting on your front door /The only guarantee in life, is a life worth dying for / 'Cause death don't wait for no one /Sitting on your front door”. 

Slug! | (John Valenzuela/Staff Photographer) Rapper Slug of … | FlickrComo lo dibujan las letras de Slug, el final del viaje de la vida es todavía distante. Todos los sueños perdidos, todas las frustraciones recibidas se han convertido en cicatrices que como anillos lucimos para entender que el tiempo, aunque implacable, nos deja la tarea de encontrar nuestro propio significado en el transitar por sus inhospitos espacios. Encontrarnos significa aceptar nuestra finitud, aceptar que somos migrantes dentro de nuestra propia realidad, y que la verdadera tranquilidad reside en amar lo que nos ama, sin importar que el dolor de vez en cuando nos recuerde nuestra propia fragilidad. Al final, los mensajes encriptados en las canciones de 20 años de carrera son solo pequeñas pistas sobre una existencia en la que la música es el espejo del alma; para Sean Daley, el viaje en busqueda de identidad es cambiante, y en nuestra vida como en su música, debemos aceptar que ya no estamos para hacer “rap” que resuene en el “yo” del barrio de las patinetas, los balones de futbol, y los rumores de una vida que escupia a las preocupaciones en la cara; debemos aceptar que simplemente ahora hacemos de nuestra vida un “rap” que nos acompaña en nuestro rol de padres, de hombre que se complementa en una vida compartida con los seres que nos abrazan.

 

 

“I don't need to defend my defensiveness

I keep to myself, my family, and friendships

I've got enough people I could disappoint

If you disagree, I think you miss the point”

 

Camera thief

¡Compartir Esta Página!

Contacte con Nosotros

Bogotá - Colombia

Contacto@diastematicos.com