De cine y animación

Pulso firme y sangre hirviendo…

AUTOR: Antonio Moreno Quiroga

FECHA DE PUBLICACIÓN: 22-05-2020

 

 

Pulso firme y sangre hirviendo…

 

 “You are a Partisan. That's very interesting. A soldier without a front. Are you a good soldier? Are you prepared to pay the price?”

 

Revise por un momento su memoria y dígase cuántas películas acerca de la Segunda Guerra Mundial ha visto. Entre los títulos aparecen filmaciones con escenarios diversos: la guerra de pacífico, el desembarco en Normandía, los aliados avanzando hacia Berlín para acabar con el temible Tercer Reich; la perspectiva de los rusos, la de los japoneses, británicos, alemanes. Así mismo, este fatídico episodio de la Historia Universal se recuerda desde los ojos de artistas, francotiradores, soldado anónimos, humoristas, padres de voluntad inquebrantable o líderes mundiales en momentos de decisiones trascendentales. Con todo, en un grueso de la población persisten las imágenes de las producciones norteamericanas acerca de los horrores de la guerra. Por eso en esta oportunidad me quiero detener en una producción que nos lleva por los oscuros e intrincados callejones del espionaje europeo. Me refiero a una obra cinematográfica que revisa los pormenores de este capítulo en Dinamarca.

Históricamente, el pueblo danés sufrió la invasión por parte del ejército alemán el 9 de abril de 1940. Si bien se trató de un ejercicio militar realizado de manera expedita y, según los historiadores, Hitler tuvo un trato preferencial para los daneses durante los primeros años de la guerra; con el paso del tiempo la situación se complicó y empezaron a parecer movimientos insurgentes que trabajaron como espías y que tuvieron incidencia en el desarrollo de la guerra; bien como mensajeros, bien como el brazo armado de la resistencia. La situación anterior fue aprovechada por Ole Christian Madsen para ofrecernos una narración protagonizada por dos ciudadanos daneses que se convertiría con el tiempo en héroes nacionales.

El texto cinematográfico que protagoniza esta crónica es Flame y Citroen (Flammen og Citronen) (2008). Una producción germano danesa que realiza una aproximación a los últimos días de Bent Faurschou-Hviid (Flame, por el color rojo de su cabello) y Jørgen Haagen Schmith (Citron, debido a que se desempeñada como operario en una de las plantas de ensamblaje de este tipo de automóviles). Es si, la obra no se ocupa de hacer alarde de sus peripecias ni de todos sus logros como pistoleros que únicamente siguen órdenes del gobierno británico. Por el contrario, no encontramos con la difícil situación que enfrentan cada uno de ellos respecto de sus acciones. Dos seres que no actúan de forma automática, sino que develan la ambigüedad del espíritu humano y su permanente lucha con el demonio; parafraseando a Stefan Zweig.

Y es que estos sujetos no son los héroes arquetípicos de las obras cinematográficas que enaltecen la gallardía del protagonista. Nos encontramos, por el contario, con hombres comunes y corrientes, con anhelos de libertad, que los lleva a realizar el trabajo sucio que no realizan quienes mueven los ocultos hilos de la guerra y que deciden quien debe vivir y quién no. De la misma forma en que ocurren los hechos en todos los enfrentamientos bélicos. Así, mientras que Flame, interpretado por Thure Lindhardt, carga con el peso del individuo que llega a su adultez de forma atropellada; Citron (el reconocido actor Mads Mikkelsen), hombre adulto, trabajador y quien lucha por su familia, descubre la manera como la guerra lo deja sin su núcleo familiar. No precisamente porque su esposa e hija estén muertas, sino porque, debido a sus actividades, su esposa ha decidido dejarlo. Esta situación se convierte en el detonante de una serie de hechos que terminan con la inminente desaparición de los protagonistas.

 

 

Ahora bien, la narración se construye mediante el recurso del flashback y es la voz de Bent la que mueve al espectador entre el pasado y el presenta de la historia. Fundamentalmente porque se trata de una permanente reflexión acerca del futuro del individuo después de la guerra. El personaje se hace una permanente pregunta ¿Qué pasará y en dónde estaremos cuando termine el horror? Hay una permanente nostalgia por el pasado apacible del país y de sus gentes, lo que se matiza con tomas en primer plano y con un trabajo de fotografía excepcional realizado por Jørgen Johansson: planos que se mezclan y una atmósfera de permanente zozobra. Como espectador quedo sobrecogido por la manera en que el director y la producción eligen fragmentos de documentales reales con imágenes de la ocupación nazi a Dinamarca, agregando un toque de dramatismo a la película. Lo anterior no debe ser extraño, pues Madsen se formó en la escuela cinematográfica que decantó en las producciones del grupo Dogma. Otro asunto muy cuidado en la producción tiene que ver con el uso de la lengua. Los parlamentos escritos en Danés y Alemán le dan un tono único a la obra y le ofrece ese matiz particular de las producciones fílmicas europeas.

Estos y otros aspectos le dieron la oportunidad de ser seleccionada en la edición 2008 de los Premios del cine europeo, así como en el festival de Valladolid. En adición, fue preseleccionada en los premios Goya 2010 como mejor película.

Entonces, si quiere disfrutar de otra perspectiva acerca de la Segunda Guerra Mundial en la que se mezclan todos los sentimientos, a lo que se suma una historia intrigante en la que al final no tendrá la oportunidad de encontrarse con personajes unidireccionales, en tanto ninguno es totalmente bueno, ni mucho menos toralmente “malo”. Más bien el encuentro de un sinnúmero de grises que lo obligará a estar sentado en la punta de la silla, mientras intenta identificar en dónde está el nudo del engaño, ya que no hay certezas o eventos predecibles. Es más bien la oportunidad de revisar nuestras acciones y reconocer que los héroes contemporáneos tienen tantas o más dudas que usted o yo, quienes andamos por la vida con la dificultad de decidir entre tomas té o café…

 

DEL AUTOR: Antonio Moreno Q. es Licenciado en Español – Inglés de la Universidad Pedagógica Nacional, Magister en Literatura Hispanoamericana del Instituto Caro y Cuervo, Maestro de literatura, investigador en pedagogía y didáctica;  curioso por el cine, el arte y el futbol en todas las categorías y formatos.

Contacto: amorenoquiroga@gmail.com    Twiter: Amoreno @amorenoquiroga 

¡Compartir Esta Página!

Contacte con Nosotros

Bogotá - Colombia

Contacto@diastematicos.com