De cine y animación

¿Te gustan los festivales de cine Lecter?

AUTOR: W. Julián Aldana

FECHA DE PUBLICACIÓN: 13-12-2016

¿Te gustan los festivales de cine Lecter?

¿Te gustan los festivales de cine Lecter? A mí sí, mucho. Este fin de semana estuve en varias sesiones de Bogoshorts, el Festival de Cortos de Bogotá. Llevan catorce años en estas, ¡un montón, no! Los festivales me gustan por muchas cosas, pero me encanta en especial cierto ritual que ejecuto a su alrededor. Primero consigo el librito con la programación, la hojeo primero, luego la ojeo detenidamente, después la reviso lentamente y elijo las películas que quiero ver, reviso mi agenda y decido aquello a lo que quiero asistir. Luego me programo y busco la forma de que los lugares donde presentan las películas me queden cerca para poder ir rápido de un lugar a otro.

Así fue que el sábado estuve en el Teatrino del Jorge Eliecer Gaitán de 6 a 8 pm., en CI-FIC1 que en extenso significa Competencia Internacional Ficción. Fueron siete cortos: Celebración, de México; Sparte, de Bélgica; Flores en la pared, de Indonesia; Semele, de Chipre; Yo lo vi, de Corea del Sur; Intercambio, de Hungría; y Un lugar, de España. Mientras veíamos los cortos con Laura jugamos a adivinar el país de acuerdo al idioma. Cogimos Celebración, Yo lo vi y Un lugar; pero pensamos que Sparte era francés y Semele griego. Hace parte también del ritual cuando se trata de cortos. De esa selección de cortos me gustó mucho Intercambio, porque creí ver allí algo de Doppelganger en el niño payaso y su entierro circense, y Yo lo vi por la forma en que la narración lleva al espectador a abusar del morbo y querer llegar hasta las últimas consecuencias con el protagonista. Por supuesto Lecter, sí, hubo otras historias extrañas que habrías de ver.

El domingo nos dimos otra buena sesión de cortos. Esta vez nos fuimos al Teatro del parque en el Parque Nacional, para ver CI-ANI2 o Competencia Internacional Animación. Once cortos esta vez de Europa y América, varios en stopmotion, unos con historias claras en su narraciones, otros más conceptuales, unos críticos, otros biográficos, unos a blanco y negro, otros en color, y otros mucho más poéticos… Contártelos todos Lecter no es posible en este lugar. Por eso te cuento que La orquesta, del australiano Mikey Hill, es una animación en 2D que me gustó mucho. ¿Te imaginas que cada uno de nosotros tuviera una orquesta de yoes pequeñitos que musicalizan cada momento de nuestras vidas y que no nos dejan solos nunca? ¿Te imaginas cómo sería la música que tocan para ti mientras estás en el baño, mientras tienes sexo o mientras vomitas luego de una borrachera? Nuestra señora de la presentación, realizado por un colectivo portugués, está basado en un poema de Álvaro Feijó, fue realizado con la técnica de stopmotion. Este corto es de esas propuestas conceptuales extrañas que a veces te hacen pensar en David Lynch, no tanto, pero casi. Fue quizá el más escatológico de todos: una mujer, la Virgen de la Presentación, envejece, cambia, come, escupe.La verás limpia o sucia; no importa si es virgen o una mujer del mundo de las que si te da la gana santificas en las calles. Mira la programación, todavía podrás verlo. Como parte del ritual no clasificamos los cortos por su calidad porque eso no me viene en gusto, pero me pareció llamativo que un par de cortos fueron documentales. Esto no lo había visto.

Lecter, todavía quedan dos días de festival. Mira en internet la programación y si no tienes tantos rituales como yo, no importa; ve y disfruta de los cortos. Es una oportunidad para experimentar sensaciones diversas en producciones audiovisuales que seguramente no se volverán a ver en Bogotá, de pronto ni en Colombia; quizá ni en internet.

Como te digo, todavía queda mucho por ver. Hoy iré a ver la selección de la competencia nacional de animación y la selección del especial Frankenstein está vivo. Y hay tanto que aunque quisieras no lo podrás ver todo. Yo quisiera ver más, pero sólo soy un hombre.

El Festival de Cortos de Bogotá comenzó siendo El Festival Vitro Visual y desde 2003 han estructurado un encuentro de cortos a la altura de grandes festivales de cine del mundo. Hoy cuenta con 12 categorías en las que proyectan desde animación, pasando por ficción nacional e internacional, hasta documentales. Los temas son diversos y cada año realizan especiales como este año Frankenstein, el aniversario 30 de EICTV y los diez años de la productora caleña Contravía.

La proyección de cortos está acompañada con conferencias y charlas a cargo de los realizadores; el Bogoshorts degusta, un evento en el que varios chefs recrean platos inspirados en algunos cortos; Bogoshorts bajo la luna, que proyecta cortos dos jueves al mes a lo largo del año en una de las plazoletas de la Universidad de Los Andes; y la Noche de Santa Lucía, en la que se otorga el premio a los cortos ganadores.

Así mismo, este festival lleva nueve años realizando un programa de formación que permite a los creadores cinematográficos actualizarse en diversos temas y conocer experiencias de otros realizadores nacionales e internacionales. También tienen el Bogoshorts en Obra, que se constituye como un escenario de reflexión sobre todo aquello que envuelve el mundo del cortometraje para poner en diálogo a los nuevos realizadores con los principales actores de la industria.

Por eso Lecter, si todavía estás leyendo, deja ya la pereza y ve a Cine Tonalá, a la Cinemateca Distrital, al Centro Cultural Gabriel García Márquez, al Espacio Odeón, o a la Biblioteca Nacional. En Bogoshorts, el Festival de Cortos de Bogotá, te encontrarás tantos propuestas audiovisuales breves que te quedarás con las ganas de que pronto sea el próximo diciembre para disfrutar de más cortos.

¡Compartir Esta Página!

Contacte con Nosotros

Bogotá - Colombia

Contacto@diastematicos.com